Cómo funciona la pintura aislante térmica

En el ambiente de construcción y pintura de casas en general, suele escucharse de manera frecuente el término pintura aislante térmica, estas tratan de forma directa con la protección contra rayos UV, se utiliza para tejados y en primera instancia, suele funcionar correctamente.

pintura aislante termica

Los tejados y paredes con el paso del tiempo pueden generar grietas por las altas temperaturas, produciendo daños sustanciales y generando algunas fisuras incluso en la pintura, algunos consejos de Pintores Económicos Barcelona hablan con base en lo que es la pintura aislante térmica, principalmente porque protege de manera térmica el hogar, pero ¿de qué está compuesta y por qué es tan “resultante”?

La pintura aislante Térmica y su funcionalidad

Cuando se hace un análisis de resistencia térmica, se puede decir en primera instancia que una pared común no soporta más de los 50°c sin recibir algún tipo de daño en particular, con la pintura aislante térmica, la resistencia aumenta de manera considerable, no en una forma alarmante, pero si lo suficiente para soportar los veranos más intensos.

Las temperaturas de un techo tejado por ejemplo pueden incidir en el interior de un hogar al no tener como tal una entrada de aire o ventilación, cuando se hace uso de la pintura térmica, se tiene en cuenta las microesferas cerámicas que posee la misma pintura, estas regulan los rayos solares creando una especie de ventilación artificial.

¿En que resume todo lo anteriormente descrito?  Sencillo, la pintura aislante térmica puede hacer que las temperaturas interiores de tu hogar no se vean afectadas por la temperatura exterior, esto evita el molesto efecto invernadero que se puede producir en un hogar por las altas temperatura o las temperaturas más frías del exterior.

Cuáles son las verdaderas temperaturas reducidas con pintura aislante térmica

Una pintura aislante térmica se permite reducir como mucho unos 30°C cuando el calor se concentra sin expandirse y no todas las zonas son afectadas; sin embargo, cuando el calor es uniforme en toda la zona pintada, la reducción puede variar dependiendo del material y de otros factores de construcción.

La temperatura de estudio de viviendas construidas en madera, por ejemplo, han recibido una reducción considerable de hasta 8 grados, pero recordemos que la madera suele ser muy afectada por el sol. Los tejados de metal y otras aleaciones pueden recibir reducciones de hasta 12°C confirmados, aunque a una exposición de 45 grados.

La calefacción a fin de cuentas converge mucho en lo que es la composición de la pintura en general, pues nos encontramos con una mezcla liquida plástica con microesferas de cerámica, las microesferas se encargan de crear cámaras de aire que luego rompen las fuentes térmicas generando el “respiro” de la parte cubierta, es de las más utilizadas por los pintores de Barcelona para el resguardo de los tejados.

Las pinturas térmicas tienen un uso muy importante en lo que es la escena industrial, protegiendo refinerías de las altas temperaturas exteriores para un interior menos afectado, aunque las ventilaciones también cooperan para ello.